RENUNCIA LA EMBAJADORA DE ESTADOS UNIDOS

CIUDAD DE MEXICO, 1 de marzo

Roberta Jacobson, embajadora de Estados Unidos en México, anunció este jueves la renuncia a su cargo y dijo que desconoce quién será su sucesor.
“Tras 31 años de servicio para el gobierno estadounidense, partiré a principios de mayo en busca de otras oportunidades”, dijo Jacobson en un mensaje.
“En este momento no tengo información sobre quién será mi sucesor”, agregó.
El gobierno de Donald Trump planea nominar al empresario texano Ed Whitacre, ex presidente de la telefónica AT&T y ex socio del magnate mexicano Carlos Slim, para el cargo.
Jacobson fue nominada por el gobierno del demócrata Barack Obama, y asumió como embajadora de Estados Unidos en México en mayo del 2016.
Previamente, había fungido como secretaria de Estado adjunta para los Asuntos del Hemisferio Occidental.
La Cancillería mexicana reconoció en un comunicado el trabajo diplomático de Jacobson “y su destacada labor en la construcción de una relación franca y abierta entre los gobiernos y pueblos de Estados Unidos”.
Las relaciones entre México y Estados Unidos se tensaron desde que Trump asumió la presidencia con la promesa de sacar a su país del vital Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y construir un muro en la frontera entre ambos países pagado por los propios mexicanos.
Apenas la semana pasada, el diario The Washington Post publicó que el presidente Enrique Peña Nieto canceló una visita a la Casa Blanca tras una tensa conversación telefónica con Trump.
Esta semana el Departamento de Estado estadounidense sufrió también la salida, por razones “personales”, de su representante especial para la política norcoreana, Joseph Yun, en plena crisis vinculada con las ambiciones nucleares de Pyongyang.
Asimismo, a comienzos de febrero, uno de los diplomáticos estadounidenses de más alto nivel, el subsecretario de Estado para Asuntos políticos Thomas Shannon, también anunció su dimisión.
Todas estas renuncias complican un poco más la situación del departamento, donde varios puestos de alta responsabilidad están vacantes, lo que suscita vivas críticas en Washington.

Comentarios